Monasterio de San Pelayo de Cerrato

Ruinas del monasterio previas a la rehabitación
Monasterio de San Pelayo de Cerrato

El Monasterio de San Pelayo de Cerrato se levanta a escasos 2 kilómetros de la localidad de Cevico Navero, en el extremo sureste de la provincia de Palencia (España).

En 2007, la Fundación Grupo Siro comenzó un riguroso proyecto de rehabilitación del Monasterio Premostratense de San Pelayo de Cerrato con el objetivo de recuperar las ruinas y crear un espacio ambiental acorde con la dignidad histórica del monumento.

Nuestra sede

Años después, la Fundación Grupo Siro, ha logrado revalorizar y dignificar las ruinas del Monasterio de San Pelayo de Cerrato, a la vez que ha contribuido al desarrollo de la comunidad local.

Hoy en día, el Monasterio es un monumento único y sede de la Fundación Grupo Siro, que respira la tradición de sus más de 1.000 años de historia y la modernidad de un edificio plenamente conectado.

Trabajadores en el Monasterio

Generando valor en la Comunidad

Con el cuidado y el cariño de quién conoce la tierra, el Monasterio de San Pelayo ha sido rehabilitado por empresas locales de cantería, ebanistas, talleres de forja… todos ellos oficios tradicionales, entendiendo la protección del patrimonio desde el origen.

Ruinas del Monasterio de San Pelayo de Cerrato

Los maestros que lo han hecho posible

Los 5.000 m2 han sido rehabilitados gracias al esfuerzo de más de 300 personas dirigidas por:

Rafael Manzano Martos
Rafael Manzano Martos

Arquitecto, académico y profesor de Historia de la Arquitectura, ha dedicado su vida al estudio del Clasicismo, tanto en Occidente como en el mundo islámico, restaurando múltiples monumentos en España y realizando una arquitectura que, dentro de la modernidad impuesta por nuestro tiempo, no ha renunciado nunca a los valores del legado clásico.

Como defensor de los mencionados valores, Rafael Manzano Martos fue ganador del Octavo Premio Richard H. Driehaus de Arquitectura Clásica, concedido en los Estados Unidos en el año 2010 y promovido por el gran mecenas norteamericano Richard H. Driehaus a través de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Notre Dame de Indiana. Este premio está considerado como uno de los reconocimientos más importantes del mundo a una trayectoria profesional vinculada a la Arquitectura Tradicional y Clásica y a la Restauración.

Coincidiendo con la entrega del mencionado premio en los Estados Unidos, Richard H. Driehaus anunció la creación de un nuevo premio en defensa del patrimonio urbanístico español y de las tradiciones arquitectónicas españolas, que se amplía desde el 2017 al territorio portugués: el Premio Rafael Manzano de Nueva Arquitectura Tradicional.

Ha sido catedrático en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la Universidad de Sevilla desde 1996, donde también fue Director-Decano desde 1974 hasta 1978. Ha impartido conferencias en diversas universidades nacionales e internacionales.

Antonio Conejero Urbán
Antonio Conejero Urbán

Arquitecto especializado en urbanismo y propietario del Estudio de Arquitectura CONUR ARQUITECTOS, a través del cual, ha realizado proyectos inmobiliarios residenciales, de rehabilitación, industriales, viviendas particulares y proyectos de planeamiento urbanístico y su desarrollo, entre otros.

Como experto en Dirección de Empresas Inmobiliarias, MBA por el IESE y UNAV, ha impartido conferencias, jornadas y congresos nacionales e internacionales en países como Italia, Finlandia, Estados Unidos, España, Alemania e India.

Entre sus proyectos ejecutados se encuentran: el edificio de i+dea, un centro privado de investigación y desarrollo puntero en Europa, el edificio de oficinas centrales de Grupo Siro en Venta de Baños, Palencia, además de varios edificios industriales del Grupo. Proyectos y ejecuciones de viviendas en Madrid, Palencia, Valencia y Valladolid. Y numerosos proyectos de rehabilitación como el de la Casa de los Duques de Buendía y la Rehabilitación Completa de la Plaza del Mercado, ambos en Dueñas, Palencia.

Antonio es, además, Board Member del Family Business Network y Presidente del Executive Committee del FBN y del Forum del Instituto de la Empresa Familiar.

Reunión del patronato

Los orígenes del Monasterio de San Pelayo:

La escritura más antigua que habla de la existencia del Monasterio de San Pelayo de Cerrato, es una carta testamentaria que perteneció al archivo del Monasterio. En ella se dice que, en el año 934, reinando el príncipe Ramiro II y siendo conde de Castilla Fernán González, los señores Oveco Díaz y su esposa Gutina, junto con sus hijos, donan al abad del Monasterio de San Pelayo, Pedro, y a sus monjes, la heredad de Valdeavellano, unas tierras que se extienden hasta Cevico, en remisión de sus pecados.

En 1145, bajo la protección de Alfonso VII el Monasterio, pasa a los canónigos regulares de san Agustín y en 1156 o 1159 a los Premostratenses, convirtiéndose el Monasterio en filial del Monasterio de La Vid (Burgos).

Si la muerte de San Pelayo ocurrió alrededor del año 920, y ya se habla del Monasterio de San Pelayo de Cerrato (934) en el reinado de Ramiro II, poca diferencia de años debió de haber entre su martirio y esta fundación.

En su historia más reciente, se refleja su uso como institución centrada en la formación. En 1568, el Capítulo provincial de la orden premonstratense mandó fundar en él un colegio de Humanidades, en el siglo XVIII existía un estudio de filosofía y en nuestros días es sede de San Pelayo Business School, la escuela de formación de los colaboradores de Grupo Siro, Cerealto, i+dea o Tuero.

Accesibilidad